pulgar

En Mar del Plata, 571 armas no serán disparadas nunca más

La segunda etapa del Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas obtiene buenos resultados. Según informó El Atlántico.com en Mar del Plata y Batán ya se entregaron 571 armas de fuego que fueron inutilizadas y serán destruidas para que nunca más sean disparadas.

A medida que avanza el plan, cada vez son más las personas que deciden participar en él entregando el arma que poseen. Sea por el incentivo económico ($ 200 a $600 según el tipo de arma) o porque identifican como peligroso tener un arma en sus hogares, o por la combinación de ambos factores.

¿Cómo funciona el plan?

La entrega de armas y municiones es voluntaria y anónima a cambio de un incentivo económico. El pago del incentivo se hace efectivo a través de un cheque del Banco de la Nación Argentina al portador, sin indicación del beneficiario y con la leyenda preimpresa “Ley 26.216”. Las armas de fuego pueden ser entregadas en bocas de recepción fijas que funcionan en delegaciones y agencias registradas del RENARconsultalas aquí o en bocas de entrega móviles que son instaladas en algunas localidades por un determinado tiempo.

En lo que va de la segunda edición del plan ya se han implementado bocas de recepción móviles en Esteban Echeverría, Mar del Plata, Batán, Mercedes y Lanús. Para el mes de julio está prevista la instalación de puestos móviles en Tandil y Concordia.

107.761 armas durante la primera etapa del plan

En la primera edición del plan, en los años 2007 y 2008 se recolectaron y destruyeron 107.761 armas de fuego. De acuerdo a las Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud, la posesión de armas en los hogares se redujo y el plan habría tenido impacto en bajar los niveles de violencia en el país. Una investigación para el BID señaló que en parte como consecuencia del plan de recolección en Argentina los suicidios con armas de fuego se redujeron en un 21% (de 835 a 656 casos).

En Argentina la violencia en general, y particularmente con armas de fuego, resulta un grave problema: entre 1997 y el 2009 se produjeron 40.318 homicidios y 37.170 suicidios; de los cuales el 68,8% y el 30,5% fueron cometidos con armas de fuego.  El Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego tiene como objetivo la disminución del acceso y proliferación de armas para reducir los accidentes y hechos de violencia ocasionados y /o agravados por el uso de las mismas.

 

 

 

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Aún sin comentarios... Sé el primero en dejar un mensaje!

Dejar un comentario